Terrassa es una ciudad con una oferta cultural muy extensa y variada que abarca todos los ámbitos de la creación artística que se desarrollan en unos equipamientos adaptados a las necesidades actuales del consumo cultural.

Cuenta también con un potente tejido asociativo que genera una actividad constante, con un extenso calendario de fiestas populares y con un rico patrimonio cultural y arquitectónico, que se han convertido en los principales signos de identidad de la ciudad.